Comparativa de las mejores planchas de vapor vertical

Laura Castro
Bienvenido a nuestra comparativa. Si estas aquí es porque te interesan las planchas de vapor vertical , esperamos que lo que encuentres aqui te solucione tus dudas y ayude en la elección.

De entre las diferentes formas de planchar que podemos aprender y llevar a cabo, planchar en sentido vertical es una de las formas más prácticas. Y es que, sin necesidad de otros accesorios como las mesas o tablas de planchado, las planchas de vapor vertical son una excelente herramienta.

Son muy fáciles de usar, así como muy intuitivas y útiles. Es más, puedes planchar todo tipo de prendas con ellas y deshacerte de esas arrugas que aparecen en ellas cuando las lavamos. Por eso, para elegir aquella que se adapte mejor a ti, hemos puesto a tu disposición la guía con las pautas a tener en cuenta para elegir una buena plancha de vapor.

Las mejores planchas de vapor vertical

¿Buscando información acerca de las mejores planchas de vapor vertical? Aquí tienes un pequeño listado con las mejores:

Philips ClearTouch Essence

Philips ClearTouch Essence

2 Rowenta Compact Valet

Rowenta Compact Valet

119.99€

Envío gratuito
3 Clatronic TDC 3432

Clatronic TDC 3432

99.0070.25€

Envío gratuito
-29%
4 Rowenta Master Valet Steamer

Rowenta Master Valet Steamer

5 Rowenta Access Steam Minute DR8095D1

Rowenta Access Steam Minute DR8095D1

72.33€

Envío gratuito


¿Por qué elegir una plancha de ropa vertical?

No elijas una plancha de vapor vertical porque sí, sino por alguna o todas las razones que te ponemos a continuación:

  • Son mucho más cómodas de usar.
  • El vapor continuo que generan, a veces, es mucho más alto que el vapor continuo de las planchas de toda la vida.
  • Las hay de distintos diseños y precios.
  • Las puedes usar en cualquier rincón de la casa, incluso en tu negocio.
  • Eliminan todas las arrugas de tus prendas dejándolas muy suaves y sin ellas.
  • Algunos modelos los puedes llevar en tus viajes dentro de tu maleta.
  • Son muy útiles cuando necesitas planchar lo más rápido posible.
Volver al Índice ↑

Diferentes diseños

Lo mejor de esta clase de planchas de vapor es que siempre está la opción entre elegir un modelo u otro, así como entre un diseño u otro. A la vista está, hay planchas de vapor con las que puedes planchar de esta manera y otras planchas de ropa específicas con pie que también sirven para ello.

Nada impide que seas tú quién eliga entre cuál te resulta más cómoda, por eso, recuerda que siempre tiene que adaptarse a ti y a la forma de planchar que te gusta. Además, las hay de diferentes colores, por lo que hay modelos que siendo iguales puedes elegir el del color que más te guste.

¡Oye, pero no te olvides de las planchas que parecen cepillos! Estos últimos son ideales para cuando viajas o tienes poco sitio donde guardar.

Volver al Índice ↑

Depósitos más pequeños

En general, como te hemos comentado en el apartado anterior, las planchas de vapor normales también sirven como planchas de vapor vertical. Sin embargo, las planchas de ropa vertical con pie, así como las planchas más pequeñas suelen tener, por consiguiente, calderas mucho más reducidas.

Pero esto no es un impedimiento para que dispongan de sistemas anti-cal, pues sí que lo tienen incorporado con el resto de tecnología y sistemas. A todas ellas, sin embargo, les puedes dar un uso diario u ocasional según tus posibilidades y ganas de planchar.

Volver al Índice ↑

Variedad de precios

Al haber tantos modelos y diseños, puedes encontrar un gran catálogo de planchas de vapor vertical con distintos costes. No elijas el más barato, ni el más caro. Siempre elige el término medio porque quién sabe… Nadie te puede garantizar que una plancha de vapor te dure 100 años.

Ahora bien, si sabes que las prestaciones de una plancha de este tipo te gusta, no dudes en elegirla, comprarla y tenerla a tu lado siempre que la necesites.

Solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a llegar a mas personas que necesiten nuestro consejo. Para ello solo tienes que pulsar uno de los botones inferiores.

¡Mil gracias!